Tercera ley de Newton

Isaac Newton expone que por cada una de las fuerzas que actúan sobre un cuerpo, este cuerpo realiza una fuerza de igual intensidad, pero de sentido contrario sobre el cuerpo que la produjo.

De tal manera que, toda acción conlleva una reacción. De hecho, otro nombre impuesto a esta última ley o tercera ley de Newton sería: Ley de acción y reacción.

Tercera ley de Newton

Ley de acción y reacción

Esta ley es conocida también por su enunciado: Para cada acción existe una reacción igual y en sentido contrario.

Este principio presupone lo siguiente: la interacción entre dos partículas se propaga instantáneamente en el espacio, y en su enunciación original no es válida para fuerzas electromagnéticas.

Hay que recalcar que aunque los pares de acción y reacción tengan el mismo valor y sentidos contrarios, no se anulan entre sí, de manera que actúan sobre cuerpos distintos. Siempre que un objeto ejerza una fuerza sobre un segundo objeto, el segundo objeto ejercerá una fuerza de igual magnitud y trayectoria opuesta sobre el primer objeto.

En cualquier interacción existen un par de fuerzas de acción y reacción, cuya magnitud resulta igual y sus direcciones son opuestas.

Esencialmente, las fuerzas se dan en pares, lo que significa que el par de fuerzas de acción y reacción forman una interacción entre ambos objetos.

Ernst Mach e Isaac Newton

El conocido Ernst Mach, quien vivió en Alemania dos siglos después que Isaac Newton, intentó impedir un nuevo concepto y logró la formulación de la física tan solo en pocos términos, es decir, de lo que puede ser observado y medido.

Él decía que las leyes de Newton se podían resumir en una sola ley:

Cuando dos objetos compactos, es decir, “masas puntuales” actúan uno sobre el otro, básicamente ellos se aceleran en direcciones opuestas, y posteriormente, la proporción de sus aceleraciones es siempre la misma.


Deja un comentario

contador javascript